Agresividad entre machos

Tensión entre dos machos en un paseo de socialización

Entre dos machos enteros puede haber ciertas tensiones naturales que no deberían suponer ningún problema si hay madurez y una buena comunicación. Estas situaciones pueden verse agravadas por el estrés o alguna competencia concreta y podemos confundirlas con agresividad entre machos.

Tenemos que diferenciar la intención de hacer daño, que podríamos llamar agresividad, y los rituales de comunicación enfocados a ordenar las relaciones sociales.

Un perro que ha tenido posibilidad de desarrollar sus habilidades sociales de manera progresiva, respetando sus etapas y tiempos, nunca resolverá sus conflictos con agresividad.

Usar la fuerza es una respuesta desproporcionada que pone en riesgo su integridad, una solución muy distante de la madurez natural de su especie.

Con la potente dentadura de carnívoro de un perro, no podemos considerar agresión un “piercing” en una oreja o un colmillo en grupa o belfos. Esto es perfectamente asumible para un perro y debería serlo también para nosotros, sus acompañantes, seguimos sin poder hablar de agresividad entre machos.

perros agresivos adiestrador canino san sebastian

AGRESIVIDAD ENTRE MACHOS

La comunicación desproporcionada o el no saber templar a otro macho con habilidades sociales pobres, habla más de estrés o falta de socialización que de problemas concretos con otros machos. Las habilidades sociales se perfeccionan si al perro se le permiten tener experiencias de todo tipo atendiendo a la capacidad de gestión de cada uno.

Nuestro trabajo comienza desde cachorros con una buena socialización, cuidando la calidad sobre la cantidad. Atendiendo a las necesidades y capacidades de cada etapa de desarrollo en cuanto a las relaciones con otros perros se refieren.

Aprende a ser una buena acompañante para tu perro, confía en su criterio y habilidades, respeta su manera natural de hacer las cosas y aprende su comunicación. Es importante manejar los entornos en los que os movéis para que os resulten gestionables e intervenir cuando realmente tu perro no pueda solventar el problema. Se sincera contigo misma y reconoce cuando te anticipas porque te da miedo lo que pueda pasar.

Reconoce si el problema es del perro o producto de tus miedos e incomodidad social y a partir de ahí podemos empezar a trabajar.

Este vídeo sucede en uno de nuestros Paseos de Socialización, contacta con nosotros si quieres tener más información o participar en alguno.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable ANA MASOLIVER BUSCA .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios SITEGROUND.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.