Cada perro es único y cada familia tiene unas características y necesidades propias por lo que, ante un problema de convivencia, busco diseñar un trabajo personalizado para cada caso, con un seguimiento y una atención totalmente individualizada con el objetivo de que las dos partes puedan convivir en armonía.

Es muy importante que la familia conozca y entienda cuál es el origen del problema con su perro, por qué se comporta de esa manera, de qué forma podemos ayudarle y el porqué de cada pauta que marquemos.

PROBLEMAS DE CONVIVENCIA

Los problemas de convivencia entre una familia y su perro se presentan por una disociación, una falta de acoplamiento entre las necesidades de nuestro perro y las circunstancias en las que vive.

Esta división provoca, básicamente, estrés y ansiedad y el perro lo manifiesta de diferentes maneras. Estos son algunos de los problemas de convivencia que más trabajamos:

*Puedes hacer clic en el apartado de tu interés…

¿CÓMO OS ACOMPAÑAMOS EN ESTE PROCESO?

Es importante que entendáis desde la primera sesión qué le ocurre a vuestro compañero y cómo vamos a trabajar con él.

En ECAM Preparamos una serie de pautas y ejercicios adaptados a las circunstancias de cada familia.

Para solucionar estos problemas de convivencia, o cualquier otro que pueda aparecer, planteamos el trabajo de esta manera:

VISITAS A DOMICILIO DE 90 MIN

Entre una y tres visitas (dependiendo de las circunstancias), espaciadas una o dos semanas entre ellas.

En estas sesiones:

  • Realizaremos el historial del perro.
  • Analizaremos todos los detalles del problema.
  • Estudiaremos y elaboraremos un plan para avanzar hacia la solución marcando unas pautas para mejorar las rutinas primero en casa y luego en la calle, satisfacer sus necesidades básicas y rebajar su ansiedad.
  • Pautaremos ejercicios concretos ajustados al problema.
  • Todas las pautas se entregan por escrito para que tengáis una guía que poder consultar durante el proceso.
  • Entre sesión y sesión realizo un seguimiento telefónico para aclarar cualquier duda que surja y ajustar las pautas lo máximo posible a las circunstancias del problema.

Si no es posible nuestro desplazamiento al domicilio, puedes solicitar una consulta online.

BONOS PARTICULARES DE 45 MIN/SESIÓN

Bono de 5 o de 10 sesiones espaciadas una o dos semanas entre ellas.

Una vez sentadas las bases del trabajo, puede que necesitemos profundizar en los ejercicios prácticos, realizar un seguimiento, un mantenimiento o resolver dudas.

Por ejemplo: trabajar el alejamiento durante el paseo, cómo enfrentar los miedos concretos, quedarse solo en casa, manejo de correa, paseos de calidad, destrozos en casa, ladridos, la llamada …

MIEDOS

El miedo es un mecanismo de supervivencia, avisa y protege de los posibles peligros o amenazas que nos rodean y hace que seamos precavidos. Si no existiera el miedo, nuestra seguridad se vería comprometida y sin él la especie se habría extinguido. Es una emoción básica que compartimos muchos animales por lo que es fácil empatizar con un perro que siente miedo.

El miedo activa y hace que el animal busque soluciones a una situación de peligro que para él es real, aunque para nosotros no tenga importancia, pero ese miedo funcional se convierte en un problema cuando le impide llevar una vida tranquila y satisfactoria. El miedo tiene tres respuestas: la huida, la lucha o quedarse inmóvil. Un perro que escapa de un petardo o de otro perro de mayor tamaño probablemente tenga miedo, pero un perro que, en esas situaciones, ladre e incluso llegue a morder seguramente también esté sintiendo miedo.

Podemos ayudar a un perro con miedo a mejorar mucho su vida, analizando sus reacciones, enriqueciendo sus rutinas y entornos, reforzando su autonomía y seguridad, con paciencia y unas pautas muy concretas.

miedos problemas de convivencia ana masoliver educacion canina servicios

DESTROZOS EN CASA

destrozos en casa problemas de convivencia ana masoliver educacion canina servicios

Tanto si nuestro perro es un cachorro como si ya es adulto siempre hay una razón si encontramos destrozos en casa. Y encontrando el motivo, encontraremos la solución. Generalmente los destrozos en casa son un síntoma de que algo en la vida de ese perro no va bien, pero puede no tener nada que ver con quedarse solo en casa. El perro busca una forma de entretenerse, de conseguir la estimulación diaria que le hace falta para su desarrollo físico o mental, o necesita dar salida a una ansiedad acumulada fruto de la excitación, del miedo, de su inmadurez, de un apego o estrés mal gestionado.

Castigando al perro cuando encontramos cosas rotas, corrigiendo cuando le pillamos con algo en la boca, enmascarando objetos con sustancias de sabor u olor desagradable, poniendo un bozal o metiendo al perro en una jaula para evitar los destrozos, etc., solo conseguimos, en el mejor de los casos, solucionar nuestro problema pero no el problema del perro por lo que, si no puede morder, buscará otra forma de aliviar su ansiedad.

Vamos a estudiar por qué se producen esos destrozos y trabajar la raíz del problema.

CONDUCTAS HIGIÉNICAS

Uno de los problemas más incómodos y más desesperantes que nos encontramos son los perros que hacen sus necesidades en casa. Antes de plantear la solución, es importante tener en cuenta la edad del perro y, si existe algún problema veterinario que pueda provocar incontinencia, revisar la alimentación y las salidas a la calle, repasar rutinas, en definitiva, intentar dar con el origen del problema.

A los perros no les gusta ensuciar el sitio donde viven pero los cachorros alcanzan el control de esfínteres de forma progresiva, algunos son más precoces y otros más tardones y, hasta que la naturaleza no termine con este desarrollo, carecen de autocontrol para aguantar sus necesidades varias horas. Por tanto, reñirles no tiene ningún sentido. Si ponemos los medios necesarios, ellos mismos aprenderán a no manchar toda la casa. Está en nuestra mano evitar lo más posible los “accidentes”.

Teniendo en cuenta esto, si un perro adulto sigue ensuciando su casa probablemente sea un síntoma de un problema de fondo que tenemos que encontrar y solucionar.

Por suerte, muy atrás quedaron las prácticas como restregar el morro en la zona ensuciada, quitar el agua por las noches, encerrar en un transportín, castigar encerrado en una habitación o no salir porque ya lo ha hecho en casa.

ACUDIR A LA LLAMADA – GESTIONAR LAS DISTANCIAS DURANTE EL PASEO

acudir llamada problemas de convivencia ana masoliver educacion canina servicios

Es una de las cosa que más nos preocupan: «mi perro no viene cuando le llamo», «se escapa», «viene pero no se deja coger», «si estamos solos obedece, si hay distracciones no me hace ni caso».

¿Os resulta familiar?

El primer trabajo para que nuestro perro acuda cuando le llamamos es nuestro; por un lado tenemos que ser conscientes de cuáles son las capacidades de nuestro perro, por edad, por las circunstancias que le afectan o porque quizás no esté preparado para atender nuestra llamada, y por otro lado, ser conscientes de nuestros miedos, esos que nos hacen llamar continuamente y nos convierten en auténticos pesados para sus oídos. Tenemos que aprender cuándo llamar y cómo hacerlo y trabajar en entornos seguros adecuados a la edad y capacidades del perro.

Los ejercicios propios de la llamada no son tan importantes como pensamos porque la llamada se trabaja las veinticuatro horas del día, respetando necesidades, confiando en sus aptitudes y empatizando con sus motivaciones. La mejor llamada es aquella que se necesita y produce solo en momentos completamente necesarios como en una situación de peligro real a la que el perro responderá sin dudarlo. Trabajamos para que el resto del tiempo no sea necesario llamar a nuestro compañero de paseo.

MANEJO DE LA CORREA

El paseo es una de las situaciones más importantes del día para nuestro perro. En él se van a satisfacer muchas de sus necesidades básicas, es un momento de disfrute para ambos y la posibilidad de crear grandes lazos entre los dos. Hay una gran diferencia entre dar un paseo tranquilo y relajado, por ejemplo, a tener un perro que siente la necesidad de tirar de la correa constantemente, hagamos lo que hagamos.

Por qué lo hace y cómo explicarle que no es necesario es más sencillo de lo que piensas, no son necesarios los tirones, correas cortas o collares de ahogo o de pinchos. Hace falta entender por qué tu perro tira de la correa y ayudarle en esos momentos que no consigue gestionar para conseguir caminar sin tensión.

manejo correa problemas de convivencia ana masoliver educacion canina servicios pastores alemanes

QUEDARSE SOLO EN CASA

solo en casa problemas de convivencia ana masoliver educacion canina servicios

Lo normal es que nuestros perros se acostumbren a quedarse solos en casa sin problema, es algo fácil de explicarles cuando son cachorros pero que se puede complicar y convertir en un problema muy serio para el perro, para su familia y para todo el entorno. Un perro que no sabe quedarse solo en casa puede aburrirse, sentir miedo, preocupación, ansiedad… y eso le lleva a buscar cómo aliviarse ladrando, ensuciando, destrozando o auto-lesionándose.

Es uno de los problemas que más abandonos causan y mayor sufrimiento produce en nuestros perros; hace falta paciencia, constancia y un compromiso total con el tratamiento para mejorar este problema.

COMPORTAMIENTOS AGRESIVOS/REACTIVOS HACIA PERROS Y/O PERSONAS

Los perros que muestran comportamientos agresivos/reactivos hacia otros perros y/o personas, sea por la razón que sea (miedos, falta de socialización, malas asociaciones, mal manejo, etc., pueden representar una enorme carga emocional y física para nosotros, que nos debatimos entre el amor que sentimos por ellos y la tensión constante que vivimos ante su comportamiento. Ladridos, gruñidos, tirones de correa, saltos, cabriolas, se quedan fijos mirando a otro perro/persona y no conseguimos moverlos, no nos escuchan, tenemos miedo de que algún día se nos escapen y hagan daño a alguien o les pase algo a ellos y la incomodidad social que nos genera…

El paseo, que debería ser una experiencia agradable, relajada y una ocasión para relacionarse, aprender y explorar su entorno, termina siendo una pesadilla diaria y un desgaste enorme para ambos.

Los perros son animales sociales. Tenemos que preguntarnos por qué un perro acaba llevándose muy bien con una especie que no es la suya (los humanos) pero es incapaz de relacionarse con los de su propia especie o, por el contrario, por qué sienten la presencia de un humano como amenaza. Quizás no sea justo volcar toda la responsabilidad en ellos y algo tenga que ver nuestra forma de socializarlos.

En los conflictos con otros perros tenemos que encontrar qué herramientas sociales les faltan e intentar que las aprendan o recuperen. Es todo un reto en el que hay que contar con la colaboración de otros perros; solo ellos pueden enseñar sus normas sociales.

agresividad problemas de convivencia ana masoliver educacion canina servicios

LADRIDOS

ladridos problemas de convivencia ana masoliver educacion canina servicios

El ladrido es una forma de comunicación. Cuando un perro ladra está queriendo expresar algo concreto pero a nosotros nos resulta exasperante, nos saca de quicio o nos asusta, por lo que solemos reaccionar de forma exagerada levantando la voz, riñendo o castigando al perro. Con ello conseguimos el efecto contrario y terminamos haciendo lo mismo que nuestro perro, es decir, perder los nervios y chillar.

Para solucionar un problema de ladridos excesivos debemos dar con la causa que lo provoca: excitación, aviso, miedo, guarda, frustración… y solucionar el origen.

PREPARAR LA LLEGADA DEL NUEVO BEBÉ

No es un problema en sí mismo. ¡Todo lo contrario! Pero si es una consulta que me hacéis muy a menudo.

La llegada de un bebé a casa supone un cambio enorme en el ritmo de vida y en las rutinas de toda la familia, incluido el perro y esto puede llegar a producirle mucha ansiedad, estrés y en consecuencia, problemas de convivencia.

Hay que revisar las rutinas para que las primeras semanas sean lo menos estresantes posible para todos y para que el perro y el bebé tengan una buena relación desde el principio. Ellos son mamíferos, como nosotros, están perfectamente preparados para aceptar y convivir con los niños SIEMPRE bajo supervisión de un adulto.

llegada bebe problemas de convivencia ana masoliver educacion canina servicios

Después de estas sesiones particulares a domicilio u online, centradas en el entorno más inmediato, tenéis varias opciones para continuar con su educación y/o sociabilización: