Los perros son animales sociales, pero eso no significa que busquemos que todos se lleven bien o que jueguen o se relacionen con todos los perros que se encuentren.

Les proporcionamos los entornos adecuados para que puedan ejercitar y desarrollar al máximo sus habilidades sociales, que puedan compartir su vida con los de su especie y que sean capaces de identificar y resolver los posibles conflictos que se les presenten en su vida social.

Solo los perros pueden enseñar habilidades sociales a otros perros

De un perro adulto esperamos que llegue a la madurez con las mejores herramientas de autogestión, que sepa tomar sus propias decisiones y que estas sean lo más acertadas posible, que sea autónomo y sepa resolver los problemas diarios que se le presenten, que sepa evitar conflictos y si se desatan pueda resolverlos, que se equivoque, aprenda y continúe avanzando sin que los errores supongan bloqueos, que pierda el egoísmo propio de las primeras etapas, mire por el beneficio del grupo y ponga las necesidades de este por encima de las suyas, en definitiva, un perro en el que poder confiar como confiamos en cualquier otro compañero de vida.

En estas clases analizamos entre todos en qué etapa de desarrollo está cada perro, cuáles son sus capacidades y necesidades, qué le hace falta en este momento concreto de su crecimiento para avanzar, etapa por etapa, hasta llegar a la madurez plena.

Damos mucha importancia al trabajo en grupo, creamos sesiones con los perros concretos que puedan ayudar al tuyo, les acompañamos en su interacción libre para fomentar sus habilidades sociales, la confianza, la capacidad de evitar y resolver conflictos, la paciencia, el criterio propio y fortalecer el vínculo de confianza con su guía. Tienen la oportunidad de interactuar con otros perros de diferentes tamaño, edades y caracteres y así ir estabilizando su temperamento y aprendiendo a vivir en grupo con los de su misma especie.

No es solo una formación para los perros; el objetivo es formar a los guías para que sepan acompañar a sus compañeros de cuatro patas hacia esa madurez tan preciada.

También ofrecemos formación y apoyo teórico a todos los asistentes mediante charlas online en las que trataremos diferentes temas de interés y analizaremos mediante vídeos, cuestiones tanto de las clases como de cualquier otro tema que resulte interesante.

Si el perro tiene un problema de comportamiento grave, se estudiará y se tratará de forma individual antes de introducirlo en el grupo.

Puedes venir un día y ver cómo trabajamos.

Con bonos de 5, 10 o 25 clases y durante 1 clase a la semana, trabajaremos:

  • Etapas de desarrollo.
  • Socialización.
  • Comunicación.
  • Autonomía y llamada.
  • Lenguaje canino, observación e interpretación.
  • Evitación y resolución de conflictos.
  • Manejo de correa.
  • El paseo.
  • Entornos urbanos.
  • Ejercicios de olfato.
  • Resolución de problemas.
  • Aprende a enseñar.
  • Masajes y relajación.
  • Psicomotricidad.
  • Y muchas cosas más…

La setter de la foto, SUA, es una loquita maravillosa y uno de los pilares fundamentales de los Grupos de Desarrollo, ella es una de las principales introductoras de los perros con problemas en las clases.

La Pastor Alemán es SAGAR, que acompañó a SUA en sus primeras salidas sociales y se encargó de enseñarle estabilidad y habilidades sociales.

sua grupos desarrollo ana masoliver sant sebastian gipuzkoa

La setter de la foto, SUA, es una loquita maravillosa y uno de los pilares fundamentales de los Grupos de Desarrollo, ella es una de las principales introductoras de los perros con problemas en las clases. La Pastor Alemán es SAGAR, que acompañó a SUA en sus primeras salidas sociales y se encargó de enseñarle estabilidad habilidades sociales