Ejercicio práctico de acompañamiento a un perro durante el paseo

doberman apoyado cuaderno adiestrador san sebastian ana masoliver
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Inauguramos esta sección con un post que os va a venir de lujo. Un ejercicio práctico de acompañamiento a un perro durante el paseo. Publicaremos todas las semanas lecciones que nos van dando los perros durante las sesiones de trabajo y que ponemos a vuestra disposición para que les saquéis el mayor provecho posible.

Suscríbete a nuestra newsletter (al final de este post) para no perderte ninguna lección y estar al día de todas las novedades que vamos a ir publicando a partir de ahora.

Cómo trabajar la calma durante el paseo con tu perro

Nuestras costumbres y hábitos urbanos chocan estrepitosamente con las necesidades básicas de nuestros perros, en su mundo natural pasan pocas cosas a la vez y hay tiempo para observar, entender y aprender cada pequeño detalle. El ritmo de vida que llevamos, y al que les arrastramos irremediablemente, es tan rápido que provocamos en ellos la sensación de rapidez generando problemas de sobre estimulación, estados de ansiedad, reactividad, hiperactividad… que desembocan en innumerables problemas de convivencia y por si esto fuera poco, frente a un perro activo y muy dinámico, la solución que encontramos es que haga ejercicio, que se mueva, que gaste rápido toda esa energía… y entramos en una rueda sin fin, el perro sigue yendo muy deprisa por la vida, sin fijarse en lo que tiene alrededor, sin tiempo para aprender y asegurar las cosas (clave para la socialización), con un descanso deficiente y un estado mental/emocional alterado.

Un perro que se mueve deprisa genera que su mente también vaya muy deprisa.

Ejercicio práctico de acompañamiento a un perro durante el paseo

Frenar, bajar el ritmo diario, rebajar la intensidad y la rapidez que añadimos nosotros sin darnos cuenta. Empieza por estos tres pasos, es un ejercicio sencillo y se puede poner en práctica todos los días durante el paseo, tanto si paseáis con la correa como si vais sueltos y os traerá enormes beneficios a ambos y a vuestra relación:

  1. No tengáis un destino concreto, salir sin rumbo a vagabundear por el barrio, por el parque, por el monte…
  2. Caminar despacio, un poco por detrás de vuestro compañero para pueda llevar su ritmo.
  3. Siempre en silencio, parar si él para y no avancéis hasta que el haya empezado a andar así evitareis meterle prisa y que salga con una carrerita de lo que estaba haciendo.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable ANA MASOLIVER BUSCA .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios SITEGROUND.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.